Antecedentes

En las últimas tres décadas, Andalucía ha realizado un importante esfuerzo para construir un sistema de ciencia, tecnología y empresa con un alto nivel investigador e innovador. El Programa de Política Científica, que vio la luz en 1984, fue el primer paso en este sentido una vez asumidas por el Gobierno andaluz las competencias en esta materia. Un programa que posicionó a nuestra comunidad autónoma como pionera en el desarrollo de un sistema regional de I+D+I.

Desde entonces, se han desarrollado tres planes andaluces de investigación (PAI), el Plan de Desarrollo e Innovación Tecnológica (PLADIT) y el primer Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Innovación (PAIDI) vigente entre 2007-2013. La Ley Andaluza de la Ciencia y el Conocimiento aprobada en 2007 y el reconocimiento de la investigación y la innovación como motores de crecimiento que se incluye en la última reforma del Estatuto de Autonomía son pasos esenciales en el marco de la política científica andaluza.