La Junta ha autorizado la incorporación de 605 ayudantes doctores a las universidades para contrarrestar los recortes estatales

Los contratos permiten cubrir el hueco producido por la reducción

de las tasas de reposición de plazas durante los tres últimos años

La Junta de Andalucía ha autorizado desde 2014 la incorporación de 605 ayudantes doctores a las universidades públicas andaluzas, lo que ha permitido cubrir las necesidades docentes generadas por la reducción de efectivos a consecuencia de la escasa de la tasa de reposición de las plazas vacantes por jubilación, impuesta por el Gobierno central. Así se recoge en el Informe de Política de Personal Docente e Investigador en las Universidades Públicas Andaluzas 2013-2015, presentado hoy al Consejo de Gobierno por el titular de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano.

El consejero ha recordado que las limitaciones estatales han reducido a 163 el número de nuevas plazas convocadas para docentes universitarios durante los tres últimos años, poniendo en peligro tanto el mantenimiento de la calidad de la docencia pública, como la investigación y el necesario cambio generacional. Los Presupuestos Generales del Estado limitaron a un máximo del 10% la reposición de las plazas vacantes entre 2012 y 2014, y hasta un 50% en 2015.

Ante esta situación, el Ejecutivo andaluz autorizó la contratación de ayudantes doctores por necesidades urgentes e inaplazables de la actividad docente. Estas plazas, que también permiten la captación y retención de talento en la plantilla universitaria, suponen un contrato de cinco años de duración. Además, este curso la Junta ha incorporado también de la posibilidad de realizar estas contrataciones por necesidades de investigación, todo ello enmarcado en el desarrollo de la carrera profesional docente acordada en la negociación colectiva entre universidades y sindicatos.

Arellano ha subrayado que la Junta también ha sido pionera en la defensa de la docencia e investigación en materia sanitaria. Entre otras medidas, ha propiciado la cesión de 51 plazas de la tasa de reposición de la Consejería de Salud a la de Economía y Conocimiento con destino a las áreas sanitarias del sistema público universitario en los últimos tres años.