Díaz afirma que “apostar por la investigación es apostar por el futuro de la salud pública”

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha afirmado que “apostar por la investigación es apostar por el futuro de la salud pública”. Díaz, que ha visitado las instalaciones del Instituto de Biomedicina de Sevilla (IBIS), junto al consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, ha conocido las líneas de investigación sobre diagnóstico genético preimplantatorio, que permiten el nacimiento de bebés libres de enfermedad genética, así como las dedicadas a la medicina personalizada.

Susana Díaz ha insistido en que la salud “va a tener un papel preponderante en Andalucía” y ha explicado que “para apostar por la salud hay que apostar por la investigación”. La presidenta ha comentado que “vamos a poner recursos para que Andalucía siga siendo estando a la vanguardia y siendo pionera, un referente nacional”, incluso fuera de nuestras fronteras, en investigación biomédica y su aplicación a todos los pacientes.

En este sentido, en Andalucía se ha avanzado mucho, ha recordado Díaz, “desde 2005-2006 el nivel de investigadores adscritos a centros como este se ha multiplicado, así como el número de proyectos en investigaciones, que también se ha multiplicado por casi 400”.

En el IBIS trabajan más de 250 científicos en el edificio que basan su actividad en la investigación de excelencia, tanto básica como clínica, promoviendo la calidad y la seguridad de los procesos de investigación. Además, el Instituto cuenta también con 800 personas más adscritas a los grupos de investigación.

Durante su intervención, la presidenta ha afirmado que “el IBIS es un referente que además tiene la ventaja de que interactúa con el hospital de referencia en el sistema sanitario público andaluz, el Virgen del Rocío”, ya que permite que “la mayoría de los doctores que están al frente de los grupos de investigación de este centro puedan también atender al mismo tiempo a los pacientes del Virgen del Rocío”.

Díaz ha comentado que “uno de los buques insignia del IBIS y de la investigación en Andalucía es la que se centra en el diagnóstico genético y preimplantatorio por los resultados obtenidos”.

Desde su puesta en marcha en octubre de 2005 hasta la actualidad, se han incluido en este programa 203 parejas. Esto ha permitido que, hasta la fecha, hayan nacido 55 niños y niñas libres de enfermedad que portaban sus padres y se esperan para este año cuatro nacimientos más.

Asimismo, hay que destacar que dos de los recién nacidos son niños libres de enfermedad cuyo cordón umbilical permitió también curar a sus hermanos con éxito.

Susana Díaz también ha hecho hincapié en que “hay muchos jóvenes investigadores de Andalucía que en la actualidad están fuera de nuestra comunidad”. Por ello, “tenemos que incentivar para retornar cuanto antes, para que ese talento se desarrolle en nuestra tierra en nuestra red pública”, “y que no sólo permita ser un orgullo para los andaluces sino que también sea lo que esta tierra merece”.

El Instituto de Biomedicina de Sevilla

En la actualidad, la Junta de Andalucía desarrolla una estrategia de apuesta por la investigación como fórmula para contribuir a la mejora de la salud de la ciudadanía a través de la generación de conocimiento y la innovación.

El IBIS cumple con ese objetivo de llevar a cabo una investigación competitiva de nivel internacional sobre las causas de las patologías más prevalentes en la población y el desarrollo de nuevos métodos de diagnóstico y tratamiento para las mismas. Así, su actividad se basa en la investigación fundamental a nivel molecular o celular con el objetivo de la transferencia inmediata de los conocimientos a la realidad clínica.

En los últimos cinco años (2011-2015), la inversión en investigación por parte del Gobierno andaluz ha ascendido hasta los 317 millones de euros. En concreto, 250 millones entre 2011-2014, a los que se suman casi 67 millones presupuestados para este año 2015.

El balance del Programa Andaluz de Diagnóstico Genético Preimplantatorio durante este periodo es muy satisfactorio y sus resultados han constituido un importante avance en el Sistema Nacional de Salud, convirtiéndose en un referente nacional e internacional.

También hay que destacar el desarrollo de aplicaciones de medicina personalizada y medicina genómica para el diagnóstico genético que se pilota desde el IBIS. Ésta incluye, por ejemplo, el avance que permite ya el diagnóstico genético de cáncer de mama y ovario hereditario, cáncer colon no polipósico y poliposis colónica familiar, entre otras patologías, gracias a la secuenciación del genoma humano.

Otro reto de las políticas de investigación sanitaria pasa por promover la calidad y seguridad de los procesos de investigación y promover la formación de los investigadores.

Para ello, la nueva Estrategia de I+i (investigación e innovación) para los próximos cinco años consolidará el liderazgo andaluz en redes de innovación en el ámbito de la salud. Además, aumentará la financiación, ya que la inversión en salud es una inversión productiva cuyo nivel de competitividad, participación, eficiencia y sostenibilidad hace posible que por cada euro invertido en I+i en salud se genere un valor añadido de unos 50 euros.