Categoría: Novedades

Susana Díaz presenta el Plan Andaluz de I+D+i, que facilitará la incorporación de 7.000 investigadores hasta 2020

Susana Díaz presenta el Plan Andaluz de I+D+i, que facilitará la incorporación de 7.000 investigadores hasta 2020

Las primeras convocatorias de ayudas de la nueva estrategia, que espera movilizar 16.700 millones de euros, estarán disponibles en junio

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha animado a todos los sectores implicados a trabajar en el Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Innovación (PAIDI2020), desde el convencimiento de que este documento “ambicioso” que liderará el Gobierno andaluz “puede ser una realidad si cada uno aporta lo mejor que tiene”.

En su intervención durante la presentación del PAIDI, a la que han asistido varios centenares de representantes de la administración, la universidad y la empresa andaluza, Díaz ha dicho que “investigación, innovación, talento, formación y conocimiento” son las claves de este plan y también del modelo económico por el que trabaja el Gobierno andaluz.

Tras “siete años difíciles” de crisis económica, la presidenta se ha mostrado convencida de que nos encontramos en un “momento de inflexión” en el que la Junta va a ser “valiente y comprometida” con la I+D+i.

“Se abre un horizonte distinto”, ha insistido Susana Díaz, que ha remarcado que el PAIDI “representa la apuesta del Gobierno y del sector privado para que la investigación y la innovación puedan alcanzar el nivel que Andalucía merece y que está en condiciones de dar”.

El Plan, ha explicado la presidenta, prevé movilizar 16.700 millones entre fondos públicos y privados y duplicar la inversión anual en innovación, hasta el 2% del PIB. Además, Díaz ha destacado el objetivo de lograr la incorporación de 7.000 investigadores más al sistema hasta el año 2020 y ha animado a empresas y universidades a sumarse al programa de retorno del talento.

El Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Innovación establece el marco estable de la política científica y de I+D+i en la comunidad autónoma para los próximos cinco años, con especial atención a la recuperación económica y a la creación de empleo.

El objetivo fundamental es convertir el sistema de ciencia-tecnología-innovación en un motor de desarrollo socioeconómico que permita a Andalucía mejorar la cohesión social y territorial, impulsando la competitividad empresarial y potenciando la rentabilidad social, ambiental, cultural y económica de la ciencia y el conocimiento en general.

En concreto, la nueva estrategia plantea duplicar la inversión anual en innovación y desarrollo desde el 1,03% del PIB en 2014 (último dato disponible) al 2%, lo que supondrá unos 3.574 millones en 2020. Junto a ello, se prevé que el peso del gasto privado suponga el 1% del PIB, unos 1.786 millones (siendo el actual del 0,38%); y que el volumen de investigadores represente el 5 por mil de la población activa, lo que supondría incorporar al sistema a unos 7.000 más.

Asimismo, se espera aumentar un 50% las patentes anuales solicitadas (de rondar las 750 a las 1.130 cada año); que la financiación de proyectos nacionales pase del 12,93 al 15%; y que el peso de las empresas en la captación de fondos H2020 crezca del 38,8 al 50%.

Para lograr estos objetivos, la Junta espera que el PAIDI movilice unos 16.700 millones de euros hasta 2020, entre fondos públicos y privados. Junto a la captación de fondos de programas europeos y nacionales, y las aportaciones de las Universidades andaluzas, el Gobierno andaluz aportará al Plan unos 2.200 millones de euros de fondos propios.

Retorno de tecnólogos e investigadores

Entre las acciones concretas que contempla el PAIDI, destaca la apuesta por el capital humano, con iniciativas como el desarrollo de un programa de retorno al Sistema Andaluz del Conocimiento de tecnólogos e investigadores que se hayan marchado fuera de la comunidad. Además, se plantean medidas de apoyo a científicos consolidados y a talentos emergentes, programas de estancias en el extranjero o fomento del carácter emprendedor.

En el ámbito de la gestión, se recogen también novedades como la reducción de trabas administrativas que afecten a los investigadores. Asimismo, se desarrollará una revisión del Sistema Andaluz del Conocimiento, con el fin de adaptarlo a las necesidades del contexto actual, definiendo un mapa de infraestructuras que permita el uso común de los recursos, detectar necesidades e impulsarlo para alcanzar mejores cotas de calidad internacional.

También se prestará especial atención al desarrollo de las tecnologías que facilitan la reindustrialización (industria nano, de nuevos materiales y biotecnología), como base para avanzar en una economía del conocimiento; el impulso al protagonismo de la ciencia aplicada y el apoyo a las pymes y a las nuevas Empresas de Base en el Conocimiento.

Esto se acompañará con otras acciones como programas de doctorado en colaboración con empresas, proyectos para la generación de nuevo conocimiento, iniciativas público-privadas, con especial interés en las cooperativas, y apoyo a nuevos clústeres en sectores clave que puedan ser tractores de innovación.

Al mismo tiempo, se seguirá promoviendo la excelencia científica mediante el apoyo a la investigación competitiva, de calidad y con una proyección internacional, con incentivos a proyectos de apoyo a los grupos de investigación, impulso a la internacionalización y competitividad en convocatorias nacionales y europeas y la creación de un sello de excelencia andaluz para proyectos con evaluación sobresaliente.

Ayudas a proyectos de investigación y becas Talentia

Las primeras convocatorias de incentivos en el marco del Plan verán la luz de forma inmediata, en el mes de junio. Serán ayudas destinaras a nuevos proyectos de investigación.

Del mismo modo, en las próximas semanas se realizará una nueva convocatoria del programa de becas Talentia, que pasa a formar parte del PAIDI y que incluirá novedades como una línea de apoyo a investigadores predoctorales.

El PAIDI, principal instrumento de programación, coordinación, dinamización y evaluación de la política de I+D+i de la Junta de Andalucía, supone la adaptación de las directrices andaluzas en materia científica y de innovación al nuevo marco europeo, nacional y regional.

El Plan se estructura en seis objetivos generales, 21 objetivos específicos y un total de 81 acciones que se sustentan en cinco ejes: el fortalecimiento y la reordenación del sistema de I+D+i, tanto a nivel de grupo como de infraestructuras; la optimización de la financiación, con el aumento de la inversión privada como clave; una gobernanza integradora, basada en la transparencia, la participación y el conocimiento abierto; una economía inteligente del conocimiento así como una orientación del mismo a la sociedad, como fin último de toda la estrategia.

Sin olvidar la ciencia básica, uno de los retos fundamentales del plan es el acercamiento de la investigación al tejido productivo, potenciando mecanismos para la óptima transferencia del conocimiento y creando un entorno favorable a la innovación con lo que dar impulso al liderazgo empresarial. Los recursos humanos cuentan con una atención especial, para evitar la descapitalización e incentivar el retorno del talento investigador.

Proceso de elaboración

El proceso de elaboración del PAIDI, que ha sido coordinado por la Consejería de Economía y Conocimiento, ha contado con la participación de todos los departamentos implicados con la investigación del Gobierno andaluz, agentes económicos y sociales, los Agentes del Conocimiento acreditados, empresas, las Universidades andaluzas, los responsables de Centros Tecnológicos y Parques Tecnológicos de la comunidad, Corporación Tecnológica, y la sociedad en general, ya que se ha sometido el documento a audiencia pública.

El PAIDI consolidará y ampliará el liderazgo innovador e investigador de Andalucía. Desde 2002 la comunidad ocupa el tercer lugar nacional en cuanto a gasto anual en I+D, con 1.465,7 millones de euros, solo superada por Madrid y Cataluña. Su tejido empresarial cuenta actualmente con el apoyo de diez universidades públicas, cerca de 30.000 investigadores y alrededor de 2.200 grupos de investigación, entre otros recursos. Asimismo, Andalucía alberga 11 parques tecnológicos, con unas 1.500 empresas instaladas y una facturación global de 5.100 millones de euros, además de 22 centros tecnológicos.

La Junta aprueba el Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Innovación 2020, que duplicará la inversión anual en I+D

La Junta aprueba el Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Innovación 2020, que duplicará la inversión anual en I+D

La nueva estrategia, que elevará hasta el 2% del PIB el gasto anual en ciencia e impulsará la transferencia de conocimiento al tejido productivo

El Consejo de Gobierno ha aprobado el Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Innovación (PAIDI) 2020, que establece el marco estable de la política científica y de I+D+i en la comunidad autónoma para los próximos cinco años, con especial atención a la recuperación económica y a la creación de empleo. La nueva estrategia plantea duplicar la inversión anual en innovación y desarrollo desde el 1,03% del PIB en 2014 (último dato disponible) al 2%, lo que supondrá unos 3.574 millones en 2020.

Entre otros objetivos, el PAIDI propone convertir el sistema de ciencia-tecnología-innovación en motor de desarrollo socioeconómico, cohesión social y territorial, competitividad empresarial, proyección internacional y rentabilidad ambiental, cultural y económica. Junto con el apoyo a la ciencia básica, el documento establece medidas para acercar la investigación al tejido productivo, facilitar la transferencia del conocimiento e incentivar el retorno del talento investigador.

El documento recoge 81 acciones distribuidas en cinco grandes ejes: el fortalecimiento y la reordenación del sistema de I+D+i; la optimización de la financiación con el aumento de la inversión; una gobernanza integradora basada en la transparencia y la participación, y una economía inteligente del conocimiento orientado a la sociedad.

Entre estas medidas destacan las vinculadas al capital humano, con iniciativas como el desarrollo de un programa para el retorno de los tecnólogos e investigadores andaluces que trabajan fuera de la comunidad y para el apoyo a científicos consolidados y talentos emergentes.

En el ámbito de la gestión, se incluyen reducciones de trabas administrativas que afectan a los investigadores y la revisión del Sistema Andaluz del Conocimiento para adaptarlo a las necesidades actuales. También se prestará especial atención al desarrollo de las tecnologías que facilitan la reindustrialización, el impulso al protagonismo de la ciencia aplicada y el apoyo a las pymes y a las nuevas Empresas de Base en el Conocimiento. El plan se completa con una serie de medidas para consolidar y ampliar el fomento de la excelencia científica mediante apoyos e incentivos a la investigación competitiva, de calidad y con una proyección internacional.

La elaboración del el PAIDI, bajo la coordinación de la Consejería de Economía y Conocimiento, ha contado con la participación y las aportaciones de expertos y actores regionales de la I+D+i; las consejerías del Gobierno andaluz más vinculadas a este ámbito; los agentes económicos, sociales y del conocimiento; las universidades andaluzas; los responsables de los centros y parques tecnológicos de la comunidad; la Corporación Tecnológica de Andalucía, y la ciudadanía en general a través del procedimiento de consulta pública. El texto sigue también las directrices del nuevo programa marco europeo Horizonte 2020, el Plan Económico de Andalucía 2014-2020 y el Programa Operativo Feder de la Unión Europea, así como las prioridades recogidas en la Estrategia de Innovación de Andalucía 2014-2020 (RIS3).

La estrategia aprobada hoy consolidará y ampliará el liderazgo innovador e investigador de Andalucía. Desde 2002 la comunidad ocupa el tercer lugar nacional en cuanto a gasto anual en I+D, con 1.465,7 millones de euros, por detrás de Madrid y Cataluña. Su tejido empresarial cuenta actualmente con el apoyo de diez universidades públicas, cerca de 30.000 investigadores y alrededor de 2.200 grupos de investigación, entre otros recursos. Andalucía alberga 11 parques tecnológicos, con unas 1.500 empresas instaladas y una facturación global de 5.100 millones de euros, así como 22 centros tecnológicos.

Ramírez de Arellano reitera el compromiso de la Junta con la I+D+i, a la que este año destinará 392 millones

El Gobierno andaluz ha puesto en marcha una Estrategia de Innovación y ultima la tramitación del nuevo Plan Andaluz de Investigación y Desarrollo

El consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, ha reiterado el compromiso del Gobierno andaluz con el impulso a la Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i) en Andalucía, para lo que la comunidad prevé este año un presupuesto de 392 millones de euros.

Ramírez de Arellano ha explicado en el Parlamento que la Junta de Andalucía ultima la tramitación del Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Innovación (PAIDI) con horizonte 2020.

Además, en el marco de la programación de las políticas de investigación, desarrollo e innovación, la Junta ha aprobado la Estrategia de Innovación de Andalucía 2020, que establece criterios para impulsar la I+D+i como factor de crecimiento económico y duplicar el gasto en este ámbito hasta situarlo en el 2,2% del Producto Interior Bruto (PIB) regional.

Entre estas metas de esta estrategia destacan elevar del 36,1% al 50% el peso del sector privado en el gasto global en I+D+i; incrementar en un 20% el número de personas dedicadas a la investigación en jornada completa (de 24.650 a 29.580); duplicar el número de empresas innovadoras hasta alcanzar las 9.980; y superar las 700 solicitudes de patentes (incremento del 50%).

La Junta apuesta por Transfiere para impulsar la aplicación del conocimiento y la investigación generados en Andalucía

La Consejería de Economía y Conocimiento patrocina la quinta edición del foro, donde cuenta con una zona expositiva de 360 m2 con representación de 11 entidades

La Junta de Andalucía participará un año más en el Foro Europeo para la Ciencia, la Tecnología y la Innovación, Transfiere 2016, considerado a nivel nacional como el principal evento especializado en transferencia de conocimiento entre investigación y empresa y que tendrá lugar el 10 y 11 de febrero en Málaga.

Mediante la participación en el foro, la Junta de Andalucía busca impulsar la transferencia de conocimiento desde los distintos organismos públicos de investigación que lo generan hasta las empresas, fomentando la aplicabilidad del mismo y su transformación en bienes y servicios que generen riqueza y empleo en la comunidad.

El Gobierno andaluz ha sido uno de los primeros impulsores de este foro desde sus inicios y es el principal patrocinador de este foro desde sus inicios, junto con el Ayuntamiento de Málaga y el Ministerio de Economía y Competitividad (MINECO). El encuentro cumple este año su quinta edición, incorporando como país invitado a Corea del Sur para analizar en profundidad su modelo de innovación.

En total, la Administración andaluza contará este año con más de 360 m2 de zona expositiva en las que están representadas 11 entidades que dependen de tres Consejerías diferentes: Economía y Conocimiento; Empleo, Empresa y Comercio; y Salud.

Tal como ha venido haciendo desde la primera edición de Transfiere, el Gobierno andaluz se ha implicado a fondo en la organización de este evento mediante la programación de encuentros bilaterales entre investigadores y empresarios, o el diseño de varias de las mesas temáticas que se celebran dentro del Foro Internacional de la Innovación. Un año más, la coordinación de la presencia institucional ha corrido a cargo de la Agencia Andaluza del Conocimiento, organismo adscrito a la Consejería de Economía y Conocimiento.

En la zona corporativa tienen expositor propio cada uno de los cinco Campus de Excelencia Internacional andaluces (CEI CAMBIO, BioTic, Andalucía TECH, CEImar y CeiA3), la Red OTRI Andalucía, la Agencia Andaluza del Conocimiento, la Agencia Andaluza de Promoción Exterior (Extenda), la Fundación Andalucía Emprende, la Agencia IDEA y la Fundación Progreso y Salud. Todos conformando un espacio propio dentro de la zona de expositores, que este año suman 43.

Entre las temáticas que centrarán las mesas de debate en las que participarán representantes de la Administración andaluza destacan los mecanismos de financiación pública de la I+D+I, las estrategias regionales de investigación e innovación o los programas operativos regionales.

Como novedad este año, el Foro incluirá una jornada de compra pública innovadora, coordinada por el MINECO, la Agencia Andaluza del Conocimiento y la Red Elige.

Balance 2015

Transfiere viene creciendo desde su puesta en marcha en 2011. Tras cerrar las puertas, la pasada edición se saldó con más de 2.300 participantes, entre los que se encontraban representantes de 50 universidades, 220 grupos de investigación y 130 expertos internacionales. Además, 142 empresas tuvieron presencia en el foro durante los dos días de duración, de las cuales 86 eran andaluzas. Por otro lado, en total se celebraron en torno a 5.000 reuniones bilaterales, de las cuales más de 1.700 contaron con un andaluz como participante.

La Junta ha autorizado la incorporación de 605 ayudantes doctores a las universidades para contrarrestar los recortes estatales

Los contratos permiten cubrir el hueco producido por la reducción

de las tasas de reposición de plazas durante los tres últimos años

La Junta de Andalucía ha autorizado desde 2014 la incorporación de 605 ayudantes doctores a las universidades públicas andaluzas, lo que ha permitido cubrir las necesidades docentes generadas por la reducción de efectivos a consecuencia de la escasa de la tasa de reposición de las plazas vacantes por jubilación, impuesta por el Gobierno central. Así se recoge en el Informe de Política de Personal Docente e Investigador en las Universidades Públicas Andaluzas 2013-2015, presentado hoy al Consejo de Gobierno por el titular de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano.

El consejero ha recordado que las limitaciones estatales han reducido a 163 el número de nuevas plazas convocadas para docentes universitarios durante los tres últimos años, poniendo en peligro tanto el mantenimiento de la calidad de la docencia pública, como la investigación y el necesario cambio generacional. Los Presupuestos Generales del Estado limitaron a un máximo del 10% la reposición de las plazas vacantes entre 2012 y 2014, y hasta un 50% en 2015.

Ante esta situación, el Ejecutivo andaluz autorizó la contratación de ayudantes doctores por necesidades urgentes e inaplazables de la actividad docente. Estas plazas, que también permiten la captación y retención de talento en la plantilla universitaria, suponen un contrato de cinco años de duración. Además, este curso la Junta ha incorporado también de la posibilidad de realizar estas contrataciones por necesidades de investigación, todo ello enmarcado en el desarrollo de la carrera profesional docente acordada en la negociación colectiva entre universidades y sindicatos.

Arellano ha subrayado que la Junta también ha sido pionera en la defensa de la docencia e investigación en materia sanitaria. Entre otras medidas, ha propiciado la cesión de 51 plazas de la tasa de reposición de la Consejería de Salud a la de Economía y Conocimiento con destino a las áreas sanitarias del sistema público universitario en los últimos tres años.

Andalucía ha captado más de 35 millones de euros para proyectos de I+D en el ámbito energético procedentes de los dos últimos Programas Marco

Estos fondos concedidos por la UE han servido para el desarrollo de 46 iniciativas de investigación en las que han participado 33 entidades andaluzas distintas

Las empresas, universidades y centros de investigación e innovación andaluces han logrado captar, hasta el momento, 35.6 millones de euros procedentes de los dos últimos programas marco de investigación europeos – el 7º Programa Marco (7PM) y el actual Horizonte 2020 (H2020) – para proyectos de I+D en el ámbito energético.

Estos fondos, obtenidos desde 2007 – año en el que se inició el 7PM – hasta la actualidad, han servido para desarrollar 46 iniciativas de investigación, desarrollo e innovación en las que han participado 33 entidades andaluzas distintas. Así lo ha dado a conocer hoy el director general de Investigación y Transferencia de Conocimiento de la Junta de Andalucía, Manuel García León, que ha inaugurado una jornada informativa sobre H2020 celebrada en la Universidad de Jaén (UJA).

El encuentro ha reunido en torno a 60 participantes y ha sido organizado por la Agencia Andaluza del Conocimiento, organismo dependiente de esta Consejería. García León, que ha estado acompañado de la Vicerrectora de Investigación de la UJA, Amelia Eva Aránega Jiménez, ha destacado que la investigación en materia de energía “entronca directamente con lo medioambiental y el crecimiento sostenible” y que el interés creciente de las últimas décadas por la política energética “ha emplazado a esta temática hacia posiciones de vanguardia dentro de la perspectiva de la I+D+I”.

Horizonte 2020

Según ha explicado el director general, del actual Programa Marco Horizonte 2020 las entidades andaluzas llevan captados 6.73 millones de euros para la realización de 11 proyectos de investigación e innovación en materia de energía (dos de ellos como coordinadores), lo que se traduce en el 16,2% del total de fondos obtenidos por la comunidad en el conjunto de temáticas. Esto supone un incremento respecto al 7PM, cuando los fondos obtenidos para investigación en energía por entidades andaluzas supusieron el 13,72% del total.

Las principales beneficiarias de esta financiación en H2020 han sido, principalmente, las empresas andaluzas, que participan en nueve de los 11 proyectos aprobados y que se han embolsado más del 71% de los fondos de la temática ‘Energía segura, limpia y eficiente”. Esta temática es la tercera prioridad de los Retos Sociales planteados en H2020, y cuenta con un presupuesto global establecido para el periodo 2014-2020 de casi 6.000 millones de euros, frente a los 2.300 previstos por el anterior programa.

Los centros públicos de investigación son los segundos en cuanto a captación de fondos en la temática de energía, con más de 741.000 euros; les siguen las universidades con cerca de 579.000 euros, las administraciones públicas con 434.500 euros; y los centros de innovación y tecnología, con más de 124.000 euros captados.

Estas cifras han sido extraídas de un informe elaborado recientemente por la Unidad Estadística y Cartográfica de la Agencia Andaluza del Conocimiento (AAC), donde se analiza al detalle la participación de Andalucía en el Programa Marco a partir de datos recopilados por el Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial (CDTI), dependiente del Ministerio de Economía y Competitividad (MINECO).

Los Programas Marco constituyen, actualmente, la principal fuente de financiación de la investigación en Europa. En el caso concreto del vigente Horizonte 2020, cuenta con 80.000 millones de euros de presupuesto para el desarrollo de proyectos y actividades de I+D+I. Se trata de fondos competitivos, a los que entidades de distintos países optan presentando sus propuestas a través de consorcios de investigación.

La Consejería de Economía y Conocimiento, a través de organismos adscritos a ella como la Agencia Andaluza del Conocimiento, desarrolla actualmente acciones para el impulso de la internacionalización de la investigación y el fomento de la participación de empresas y organismos andaluces tanto en el programa marco, como en otros programas internacionales de I+D+I. A través de un departamento específico, el de Programas Internacionales, esta entidad ofrece asesoramiento especializado y gratuito a cualquier entidad andaluza interesada en presentar una propuesta a Horizonte 2020 para obtener financiación europea.

Díaz anuncia un nuevo modelo de financiación para las universidades y un programa para reactivar la investigación

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha anunciado la intención del Gobierno andaluz de poner en marcha un nuevo modelo de financiación para las universidades de la comunidad, que permita “devolverles la certidumbre”, así como un programa puente para recuperar la actividad investigadora en las mismas “lo antes posible”.

Susana Díaz, que ha presidido hoy en la Universidad Pablo de Olavide (UPO) de Sevilla la inauguración oficial del curso académico universitario 2015-16, ha manifestado su acuerdo con los rectores andaluces en la necesidad de abordar un cambio en la financiación universitaria y ha afirmado que se articulará “fruto del esfuerzo, del trabajo y del diálogo entre todos”.

Asimismo, ha señalado que lo urgente en estos momentos es “reducir la deuda y recuperar la normalidad financiera en el menor tiempo posible” con objeto de garantizar la liquidez de tesorería y el cumplimiento de las fechas de pago a proveedores. Para ello, ya se realizó el pasado junio un pago extraordinario de 100 millones de euros a las universidades andaluzas.

Respecto al ámbito de la investigación, Díaz ha anunciado la puesta en marcha de un programa puente para impulsar esta actividad mientras se materializa el nuevo Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Innovación (PAIDI) en el horizonte 2020. Este curso contará con dotación presupuestaria para el año que viene y se enmarca en el objetivo del Gobierno andaluz de abordar en la actual legislatura políticas que fortalezcan el sistema universitario, “verdadero epicentro de la I+D+i y pilar fundamental del nuevo modelo económico”, ha destacado la presidenta andaluza.

En su intervención, ha trasladado el apoyo del Ejecutivo autonómico a las universidades andaluzas, que “tienen que recuperar la normalidad y el sosiego perdido durante los últimos años de crisis, época que para algunos ha servido para imponer recortes desde una absoluta falta de diálogo”. En la misma línea, ha afirmado que “es el momento de que la Universidad vuelva a ocupar la situación central que merece dentro de nuestra sociedad contemporánea”.

La presidenta de la Junta ha subrayado el carácter público de las universidades y la necesidad de que “permanezcan abiertas para todas y todos, lejos de trabas de carácter económico, social, de territorio o de género”, para lo que el Gobierno andaluz ha puesto en marcha diversas medidas.

De este modo, ha citado la restitución de la cuantía de las matrículas al momento previo a los recortes educativos impuestos por el Gobierno central y su fraccionamiento hasta en ocho plazos, la congelación del precio de los grados, la rebaja del de los másteres en un 16% y la puesta en marcha de nuevas exenciones, entre las que ha destacado la que exime totalmente del pago a las mujeres víctimas de violencia de género.

Datos del curso académico

El curso académico universitario 2015-16 cuenta hasta la fecha con 207.000 estudiantes distribuidos entre los 415 títulos de Grado, 513 másteres adaptados al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) y 159 programas de doctorado que se imparten en la comunidad.

Dentro del conjunto de enseñanzas de Grado, se ofertan cinco nuevos títulos: Biotecnología, en la Universidad de Almería (UAL); y Fisioterapia, en la Universidad de Córdoba (UCO); además de los grados en Administración y Dirección de Empresas, Derecho y Ciencias del Deporte de la Universidad Pablo de Olavide, a través de su centro adscrito San Isidoro. Asimismo, se incorporan 63 nuevos másteres, con una oferta más orientada a los requerimientos del mercado laboral, sobre todo en las áreas de especialización que marcan los Campus de Excelencia Internacional que funcionan en Andalucía: agroalimentación, biotecnología, biomedicina, salud, energías renovables, tecnologías de la comunicación, y el Campus de Excelencia Internacional del Mar de la Universidad de Cádiz.

Economía destaca Andalucía como la segunda región con mayor número de patentes, con el 18% del total en el conjunto nacional

 

30/09/2015

El consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, ha destacado esta mañana que Andalucía es la segunda región con mayor número de solicitudes de patentes, sólo por detrás de Madrid. Según los últimos datos de la Estadística de Propiedad Industrial, en 2014 se solicitaron en Andalucía 527 patentes, lo que supone más del 18% del total en el conjunto de las Comunidades Autónomas.

Esta cifra supone que el número de patentes tienen un peso superior al que tienen otras variables económicas de la comunidad sobre el conjunto nacional como el PIB (13,9%) o el tejido empresarial (15%). Además, respecto a 2013, el número de patentes solicitadas ha aumentado casi un 13%, en un contexto de descenso a nivel agregado de todas las comunidades autónomas (-2,8%).

Por solicitantes, entre particulares y la universidad se reparten tres cuartas partes de las patentes, siendo las últimas las que más crecen en 2014 con un incremento cercano al 33%. Este ritmo de avance supera el de la media de las regiones españolas (8%) y de las empresas (30%).

Estos resultados reflejan que Andalucía se esfuerza para generar conocimiento y su posterior aplicación industrial y proyección empresarial, siendo además significativo que en los últimos 7 años la cifra de solicitudes de patentes prácticamente no ha dejado de aumentar. No obstante, “no nos conformamos – ha manifestado el titular de Economía- y sabemos que es necesario intensificar la producción innovadora por parte de las empresas en Andalucía, de forma que el peso que éstas tienen en el total de regiones (11%) se equipare al que muestran las solicitudes de, por ejemplo, las universidades (28%), que son reflejo del relevante papel del sistema público de investigación”.

Ramírez de Arellano anima al sector aeronáutico a aprovechar las oportunidades de la RIS3 en áreas como la logística y el transporte

El consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, ha animado hoy a las empresas de la industria aeronáutica andaluza a aprovechar las oportunidades de las Estrategia de Especialización Inteligente (RIS3) de Andalucía en campos como la movilidad y la logística y el transporte.

Ramírez de Arellano ha clausurado una jornada sobre innovación en el sector aeronáutico, organizada por Airbus Defense and Space y la Cámara de Comercio de Sevilla, con la conferencia ‘La Universidad como vivero de la industria’, en la que ha destacado que la innovación y el conocimiento es dónde nace el perfecto matrimonio entre la Universidad pública andaluza y la empresa.

Para el consejero, las Universidades públicas en Andalucía son uno de los principales activos de esta comunidad, como formadoras de capital humano y generadoras de conocimiento, a través de una ciencia de calidad muy vinculada a las necesidades del entorno y nicho de empresas innovadoras.

Ramírez Arellano ha señalado que la industria andaluza de los próximo años debe pivotar sobre la innovación y el capital humano, factores que prevalecen en el sector aeronáutico, al que ha animado además a aprovechar todos los recursos disponibles para seguir en la senda de la mejora continua.

Entre esos recursos, ha resaltado las potencialidades que abre el programa operativo 2014-2020 del fondo FEDER para Andalucía, especialmente la financiación que se debe dedicar a la Estrategia de Innovación de Andalucía 2020, que desarrolla la estrategia de especialización inteligente (RIS3), una oportunidad para que inversión pública y privada avancen de la mano, con el fin de aprovechar las fortalezas y oportunidades de la región desde la innovación.

El titular de Economía considera que la RIS3 abre dos grandes prioridades para Airbus y sus empresas auxiliares. La primera, focalizada en la movilidad y la logística, concretamente en el desarrollo empresarial innovador en cadenas de valor internacional. Esta línea pretende dotar a las empresas andaluzas de los instrumentos tecnológicos y de innovación que, desde la perspectiva de la logística, hagan posible su incorporación a las cadenas de valor internacional.

La participación en estas cadenas, ha explicado, requiere un esfuerzo importante de adaptación a procesos productivos cada vez más dinámicos y a transformaciones constantes en las tecnologías y en la organización del transporte a escala mundial, que sólo podrán ser posibles si se incorpora en las actividades empresariales, en especial en lo que se refiere a la logística, un fuerte componente de innovación.

La segunda línea está focalizada en la industria avanzada vinculada al transporte, como propósito para impulsar en Andalucía la generación de conocimientos sobre nuevos materiales aplicados a la fabricación de componentes, sistemas, piezas y elementos de la industria del transporte, reforzándose así su posición internacional en este campo.

El consejero ha recordado además que Andalucía apuesta por una economía sobre las bases de la Agenda por el Empleo 2014/20, una hoja de ruta diseñada por la Junta y orientada a impulsar un modelo económico-productivo competitivo, basado en la innovación, el conocimiento, la industrialización y la internacionalización. Un modelo, además, compatible con la sostenibilidad ambiental y la cohesión social, y que sea capaz de aumentar el tejido empresarial, así como su tamaño, y generar empleo de calidad.

Esta estrategia económica se concreta en objetivos en los que, según Ramírez de Arellano, Airbus y su industria auxiliar tienen mucho que decir, como elevar hasta el 22% del VAB el peso del sector industrial y servicios avanzados científicos y técnicos; aumentar el tamaño empresarial, incrementando en un 20% el número de empresas entre 10 y 50 trabajadores; fortalecer la investigación e innovación aplicada y su transferencia a la sociedad, situando el gasto en I+D+i en el 2,2% del PIB; y facilitar la internacionalización de las empresas, logrando que las exportaciones superen el 20% del PIB.

Andalucía ha captado más de 224 millones de euros para proyectos de I+D+I en los dos últimos Programas Marco europeos

 

Andalucía ha logrado captar, hasta el momento, 224,1 millones de euros procedentes de los dos últimos programas marco de investigación europeos, el 7º Programa Marco de I+D+I (7PM) y Horizonte 2020 (H2020). Estos fondos, obtenidos desde 2007 – año en el que se inició el 7PM- hasta la actualidad, han servido para desarrollar 631 proyectos y actividades de investigación, desarrollo e innovación en las que han participado cerca de 250 entidades andaluzas distintas.

La mayor parte de estos fondos (35%) ha ido a parar a las empresas, que obtuvieron 78,7 millones de euros para financiar sus proyectos. Las siguen en cuantía las universidades andaluzas, con 64 millones de euros (28,5%); los centros públicos de investigación, con 35,3 millones (15,7%); las administraciones públicas, con 15,5 millones (7%); las asociaciones de investigación, con 10,9 millones (4,8%); y otras entidades.

Estas cifras han sido extraídas de un informe elaborado recientemente por la Unidad Estadística y Cartográfica de la Agencia Andaluza del Conocimiento (AAC), dependiente de la Consejería de Economía y Conocimiento. En él se analiza con detalle la participación de Andalucía en los últimos programas marco a partir de datos recopilados por el Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial (CDTI), dependiente del Ministerio de Economía y Competitividad (MINECO).

Los programas marco son, actualmente, la principal fuente de financiación de la investigación en Europa. En el caso concreto del vigente, Horizonte 2020, cuenta con 80.000 millones de euros de presupuesto para el desarrollo de proyectos y actividades de I+D+I. Se trata de fondos competitivos, a los que entidades de distintos países optan presentando sus propuestas a través de consorcios de investigación.

Mejora de la participación

Según evidencia este informe, la participación andaluza y la captación de fondos por parte de la comunidad ha ido mejorando sustancialmente en los distintos programas marco. En el caso del 7PM, la financiación obtenida por entidades con sede social en la región respecto al total de fondos del programa pasó de un 0,40% en el primer año (2007) al 0,52% en el último (2013).

Gracias al 7PM se financiaron entre 2007 y 2013 en Andalucía 590 proyectos de I+D+I, lo que supuso un desembolso de 210,3 millones de euros. Destaca la participación de las entidades andaluzas en el subprograma ‘People’, incluido en el 7PM y destinado a financiar recursos humanos dedicados a la investigación. De este subprograma Andalucía obtuvo 33 millones. Sobresale también la captación en el subprograma de ‘Energía’, del que se lograron 28,8 millones; y en el subprograma dedicado a las TIC, con 21,8 millones. Por tipo de entidad, encabezaron la captación de fondos las empresas, con 66,7 millones y las universidades, con 60,4 millones.

En relación al actual programa marco, Horizonte 2020, se han contabilizado hasta el momento – tras año y medio de andadura- 41 proyectos que han logrado una financiación de 13,80 millones de euros. La propia Consejería de Economía, a través de la Agencia Andaluza del Conocimiento, participa como socia en una de estas iniciativas financiadas por H2020.

Proyecto ‘Net4Society4’

Bautizado con el nombre de ‘Net4Society4′, este proyecto cuenta con un presupuesto global de 3 millones de euros y tiene por objeto aumentar el nivel de competencias y conocimientos de los expertos que prestan asesoramiento en H2020 – conocidos como Puntos Nacionales de Contacto (NCP)- en una temática concreta: el Reto 6 “Europa en un mundo cambiante. Sociedades inclusivas, innovadoras y reflexivas’.

La Agencia Andaluza del Conocimiento y la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT), son los dos únicos socios españoles del proyecto, que cuenta en total con 15 participantes. Con una duración de cuatro años, la iniciativa ‘Net4Society4’ beneficiará a 87 expertos NCP procedentes de 50 países de Europa, Sudamérica, América Central, Asia y África.

La Consejería de Economía, a través de organismos adscritos a ella como la AAC, desarrolla actualmente acciones para el impulso de la internacionalización y el fomento de la participación de empresas y organismos andaluces tanto en el programa marco, como en otros programas internacionales de I+D+I.

Díaz afirma que “apostar por la investigación es apostar por el futuro de la salud pública”

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha afirmado que “apostar por la investigación es apostar por el futuro de la salud pública”. Díaz, que ha visitado las instalaciones del Instituto de Biomedicina de Sevilla (IBIS), junto al consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, ha conocido las líneas de investigación sobre diagnóstico genético preimplantatorio, que permiten el nacimiento de bebés libres de enfermedad genética, así como las dedicadas a la medicina personalizada.

Susana Díaz ha insistido en que la salud “va a tener un papel preponderante en Andalucía” y ha explicado que “para apostar por la salud hay que apostar por la investigación”. La presidenta ha comentado que “vamos a poner recursos para que Andalucía siga siendo estando a la vanguardia y siendo pionera, un referente nacional”, incluso fuera de nuestras fronteras, en investigación biomédica y su aplicación a todos los pacientes.

En este sentido, en Andalucía se ha avanzado mucho, ha recordado Díaz, “desde 2005-2006 el nivel de investigadores adscritos a centros como este se ha multiplicado, así como el número de proyectos en investigaciones, que también se ha multiplicado por casi 400”.

En el IBIS trabajan más de 250 científicos en el edificio que basan su actividad en la investigación de excelencia, tanto básica como clínica, promoviendo la calidad y la seguridad de los procesos de investigación. Además, el Instituto cuenta también con 800 personas más adscritas a los grupos de investigación.

Durante su intervención, la presidenta ha afirmado que “el IBIS es un referente que además tiene la ventaja de que interactúa con el hospital de referencia en el sistema sanitario público andaluz, el Virgen del Rocío”, ya que permite que “la mayoría de los doctores que están al frente de los grupos de investigación de este centro puedan también atender al mismo tiempo a los pacientes del Virgen del Rocío”.

Díaz ha comentado que “uno de los buques insignia del IBIS y de la investigación en Andalucía es la que se centra en el diagnóstico genético y preimplantatorio por los resultados obtenidos”.

Desde su puesta en marcha en octubre de 2005 hasta la actualidad, se han incluido en este programa 203 parejas. Esto ha permitido que, hasta la fecha, hayan nacido 55 niños y niñas libres de enfermedad que portaban sus padres y se esperan para este año cuatro nacimientos más.

Asimismo, hay que destacar que dos de los recién nacidos son niños libres de enfermedad cuyo cordón umbilical permitió también curar a sus hermanos con éxito.

Susana Díaz también ha hecho hincapié en que “hay muchos jóvenes investigadores de Andalucía que en la actualidad están fuera de nuestra comunidad”. Por ello, “tenemos que incentivar para retornar cuanto antes, para que ese talento se desarrolle en nuestra tierra en nuestra red pública”, “y que no sólo permita ser un orgullo para los andaluces sino que también sea lo que esta tierra merece”.

El Instituto de Biomedicina de Sevilla

En la actualidad, la Junta de Andalucía desarrolla una estrategia de apuesta por la investigación como fórmula para contribuir a la mejora de la salud de la ciudadanía a través de la generación de conocimiento y la innovación.

El IBIS cumple con ese objetivo de llevar a cabo una investigación competitiva de nivel internacional sobre las causas de las patologías más prevalentes en la población y el desarrollo de nuevos métodos de diagnóstico y tratamiento para las mismas. Así, su actividad se basa en la investigación fundamental a nivel molecular o celular con el objetivo de la transferencia inmediata de los conocimientos a la realidad clínica.

En los últimos cinco años (2011-2015), la inversión en investigación por parte del Gobierno andaluz ha ascendido hasta los 317 millones de euros. En concreto, 250 millones entre 2011-2014, a los que se suman casi 67 millones presupuestados para este año 2015.

El balance del Programa Andaluz de Diagnóstico Genético Preimplantatorio durante este periodo es muy satisfactorio y sus resultados han constituido un importante avance en el Sistema Nacional de Salud, convirtiéndose en un referente nacional e internacional.

También hay que destacar el desarrollo de aplicaciones de medicina personalizada y medicina genómica para el diagnóstico genético que se pilota desde el IBIS. Ésta incluye, por ejemplo, el avance que permite ya el diagnóstico genético de cáncer de mama y ovario hereditario, cáncer colon no polipósico y poliposis colónica familiar, entre otras patologías, gracias a la secuenciación del genoma humano.

Otro reto de las políticas de investigación sanitaria pasa por promover la calidad y seguridad de los procesos de investigación y promover la formación de los investigadores.

Para ello, la nueva Estrategia de I+i (investigación e innovación) para los próximos cinco años consolidará el liderazgo andaluz en redes de innovación en el ámbito de la salud. Además, aumentará la financiación, ya que la inversión en salud es una inversión productiva cuyo nivel de competitividad, participación, eficiencia y sostenibilidad hace posible que por cada euro invertido en I+i en salud se genere un valor añadido de unos 50 euros.